Me encantan los espejos y no solo para hacerles la típica pregunta que, por cierto, ¡Aún ninguno me ha contestado! Me gustan además para decorar y ampliar visualmente el espacio.

 

Mmm… seguro que tienes alguno que no has colgado porque ya no lo ves en tu nueva decoración, ¡MAL! Lo puedes pintar, barnizar, decapar, forrar con tela, papel, etc.  En fin, dale un nuevo look y ¿A qué esperas para colgarlo?

 

Ahí van algunas ideas y fotos para que te inspires

 

Utiliza un espejo grande colgado verticalmente o cuelga varios pequeños a modo de cabecero de cama, queda genial.

 

En el vestidor o habitación, por supuesto, uno de cuerpo entero para ver lo ideal que te queda ese modelito. Si no tienes espacio, podrías colocar un espejo en la puerta del armario, por dentro o por fuera.

 

En la entrada no puede faltar uno para darte la última mirada al salir de casa, ¡No lo niegues, tú también lo haces!

 

¿Por qué no? La cocina también es buen sitio.

 

En el balcón o terraza, más aún si estas son pequeñas, quedará genial junto a tus plantas.

 

En ese pasillo estrecho para multiplicar el espacio, prueba a hacer una composición con varios de diferente forma y medida. ¡Fantástico, ya verás!

 

Si has utilizado alguna de estas ideas o tienes más, puedes compartirlas con nosotros, estamos deseando ver tu decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *